15 de 11 de 2016

#TúPorElMundo La isla en la que me enamoré

lipe

Koh Lipe era el secreto mejor guardado de los tailandeses para ir de vacaciones… ¡¡ahora entiendo porqué!! ¡Entérate tú también!

He conocido hartas playas, soy bien fanática del sol y del relax, ¿quién no? No hay nada más rico que ponerse debajo de una palmera, solcito, con un buen libro, música, y no hacer nada más que relajarse..

mi-lugar-favorito

Koh Lipe es un lugar ideal para esto, nunca había escuchado antes sobre esta isla, porque no es parte de las típicas islas de Tailandia. Queda al sur de Tailandia más bien pegado a Malasia y hace unos 10 años que recién está “abierta” al turismo internacional.

No hace falta tanta explicación, sólo mirar un poco de fotos ¡y ya! Llegué ahí con mi amiga de toda la vida, estábamos en Langkawi (¡no vayan!) Malasia, y decidimos ir a Koh Lipe porque nos habían dicho que era linda.

bote

Pasamos en bote donde nos pidieron nuestros pasaportes que nos devolverían cuando llegáramos. Al llegar a Koh Lipe, en una caseta en la mitad de la playa empiezan a gritar tu nacionalidad y te entregan el pasaporte.

Como Chile tiene tratados muy buenos con Tailandia, tenemos visa “on arrival” (a la llegada) por 3 meses, los europeos tienen solo 15 días y tienen diferencias si llegan por tierra o en avión al país.

Para variar íbamos sin ningún lugar donde quedarnos, pero nos habían dicho que el mejor sector era Playa Sunrise. El gran problema, era que en esos días estaban las vacaciones europeas, asiáticas y para rematar ¡la semana de Buda!

Por lo tanto no había nada, ya llevábamos como 3 horas buscando alojamiento, y a esa altura estábamos dispuestas a dormir en cualquier parte, incluso en la playa (no tenía nada de terrible, solo el gran detalle que los mosquitos nos comerían).

casa

Después de un rato un Lady Boy, nos ofrece quedarnos en su casa porque ya nos veía tan desesperadas que lo único que queríamos era una ducha (que no existía) y una cama donde dormir.

Este amable señor o señorita… en realidad no sé cómo decirle, nos mostró cuál sería nuestra pieza.. una cama matrimonial, sin luz, con un ventilador y una sábana que era la puerta.

La verdad que no nos importó, porque estábamos juntas. El baño era: un hoyo, con un tambor con agua y un balde para que te bañaras y lavaras…

Salimos a comer nuestro primer pollo al curry (al cual me volví adicta) y después nos fuimos a ver el atardecer a la playa Sunset… se habrán dado cuenta que son súper originales con los nombres.

vinito

En la noche volvimos a nuestro hogar, como no había luz, alumbrando solo con la linterna del celular (es buen dato llevar una linterna pequeña, porque hay muchos lugares en los que no hay electricidad) y fue ahí cuando atinamos del lugar donde estábamos.

Obviamente no dormimos nada, porque toda la noche habían ruidos de dudosa reputación, así que a penas amaneció fuimos a rogarle literalmente a rogarle a un señor para que nos arrendara un bungalow.

En Tailandia las personas no son tan amables como el resto de Asia, creo que es porque hay demasiados turistas… Llegamos a las 6am a rogar a este señor y dijo que esperáramos, nos tuvo ahí como 1 hora, pero ninguna se movía, hasta que finalmente nos arrendó un bungalow, que era al lado del mar, con sillitas afuera, un colchón en el suelo, mosquitero, un ventilador, el baño y muchos bichos alrededor y adentro.

10152316744048060

Nuestros días en la isla eran tranquilos y relajados: playita, comer, algunos días a carretear, ver el atardecer… mi amiga se aburrió de tanta tranquilidad así que se fue.

Un día fuimos por segunda vez a bucear, mi instructor era Tailandés, no hablaba nada de inglés, pero la verdad que no importaba porque uno se comunica con señas dentro del agua.

Me llevó al mar de inmediato, no hicimos ningún ejercicio de piscina como se hace en todas partes; él llevaba buceando más de 15 años, ¡era un seco! Hicimos los típicos ejercicios y al cuarto día ya tenía mi licencia.

buceando

La isla era muy chica, podías recorrerla caminando, de hecho no hay autos, solo scooter que las pueden manejar solo los locales, pero en un sector específico. En la noche el carrete no es taaan movido, pero yo siempre fui al Bar Reggae que hay en la isla, que es súper divertido, porque de día es la “aduana”, donde te entregan los pasaportes y visas y en la noche es bar, eso pasa en Tailandia no más.

Me hice amiga de los barman porque no se me ocurrió nada mejor que pedirles una Piña Colada, nunca tomo eso, pero el espíritu isleño me incitó. Les quedó asquerosaaaaaaa, así que al segundo día figuraba en la barra haciendo yo mi copete, como fui varios días terminaron haciendo un cartel con la bandera de Chile que decía “Te Amo”, y a un costado Tami.

te-amo

Las playas son lindísimas, lo único que después de las 3 no te puedes meter porque el mar se recoge, por lo cual es demasiado bajo y hay lugares que definitivamente no hay agua. Antes de las 3 deben ir a las playas Sunrise y la playa donde uno llega y en la tarde ir a Sunset, para ver la puesta de sol, a esa hora es la única que tiene agua.

A los que les gusta un lugar lindo, full tranqui, comida exquisita, nadar en la playa, bucear, hacer deportes acuáticos no de motor, no tener que preocuparse de nada pero de nada, este vendría siendo un lugar ideal, ¡para mí una de mis islas favoritas!

sunset

Lo más importante… ir con todas las ganas y disposición del mundo, ¡porque estarán de vacaciones y como tal son para disfrutarlas! Siempre habrá un lugar que te gustará más que otro, pero aprende a viajar con la inocencia de un niño, para admirar lo que ves con los ojos de un adulto.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último