13 de 06 de 2016

#MANICUREMONDAY ¡A CUIDAR LOS ESMALTES!

por_que_adoramos_las_lacas_de_u__as_210637227_700x

Existen varios trucos caseros para hacer durar los esmaltes y que no se sequen luego de algunos usos, ¡te los contamos todos!

La manicure, así como la ropa y el pelo tienen distintos tiempos y tendencias que van y vienen. Por lo tanto, no es raro que los colores y tipos de esmaltes vayan cambiando de moda y queden sin uso durante algún tiempo.

En general, cuando eso pasa, los esmaltes se secan pero resulta que existe una serie de truquitos para evitarlo, ¡toma anota!

1.- La temperatura: procura guardar todos tus esmaltes en un lugar fresco, puede ser incluso en el refrigerador. El calor hace que se deterioren y que el producto se separe y forme grumos. Por eso, si los mantienes fríos solo tendrás que sacarlos un tiempo antes de usarlos, y usarlos sin que se sequen.

2.- La limpieza: lo ideal es siempre retirar los restos de esmalte del borde del frasco con un algodón con quitaesmalte para dejarlo limpio. Si no limpias bien los bordes del esmalte se acumulará una gran cantidad de producto seco, no permitirá que el tapón cierre correctamente y favorecerá la entrada de aire, haciendo que se seque mucho antes.

3.- Evita el contacto con el aire: el aire oxida y deteriora los esmaltes, incluso en los pocos momentos en los que se mantienen los frascos destapados. Intenta siempre cerrarlos al terminar de usarlos y ajustar bien sus tapas para que no entre nada de aire.

4.- No los dejes reposar por demasiado tiempo: aunque se trate de un color que no uses muy seguido, cada tanto, por ejemplo, una o dos veces a la semana, frota los frascos entre tus manos, haciéndolos girar sobre su eje. Esto hará que los componentes se mantengan unidos y en buenas condiciones.

5.- Para recuperarlos: ¡si ya están empezando a secarse, puedes salvarlos! Calienta un poco de agua en el microondas o al fuego, pero sin que llegue a hervir, colócala en un vaso y mete el frasco de esmalte, sin que el agua llegue a tocar la tapa, solo el vidrio del envase. Déjalo en remojo unos 3 minutos, lo que permitirá que rápidamente el contenido se disuelva y se torne líquido otra vez. El resultado no dura eternamente, por lo que es recomendable repetir el proceso cada vez que el esmalte empiece a secarse.

6.- Usa diluyente para esmaltes: es un líquido diseñado específicamente con este fin. Lo que hay que hacer es introducir un poco del producto, agitar el esmalte y dejar actuar durante unos minutos. El resultado es asombroso, lo puedes comprar en estéticas o tiendas específicas de belleza.

Prueba estos trucos, conserva tus esmaltes de uñas por más tiempo y cuéntanos cómo te fue.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último