26 de 04 de 2016

Actuemos más, paremos de hablar

ab44452f5c30ee5f986e4dee18f476a8

Aprendí que de nada sirven las palabras cuando las acciones no las acompañan. Entendí que es verdad cuando dicen que las palabras se las lleva el viento, y que finalmente lo que más comunica es lo que hacemos. Eso que no decimos, o eso que tratamos de tapar contando lo contrario.

Siempre me ha importado el lenguaje no verbal, porque hablar con los ojos, con la cara y con los gestos, es mucho más significativo que decir un par de palabras al aire. Nunca me he expresado muy bien con dichos, prefiero demostrar mediante actos, cosas tangibles.

Pero no todo el mundo es así, y bueno, no hay ningún problema con ser mejores con las palabras que con los hechos, porque en cierto punto las palabras crean realidad. El problema está cuando por más que queramos, no hacemos coincidir nuestras acciones con lo que planeamos tanto tiempo decir.

Últimamente me ha tocado escuchar muchas cosas, pero a la vez ver y darme cuenta de que eso que tanto oí no se relaciona con lo que de verdad pude ver.

Siento que muchas veces todos tratan de auto convencerse con sus palabras, creer que al verbalizar algo se deja de sentir exactamente lo contrario, pero no, finalmente eso que se trata de esconder aparece.

En una acción, en un gesto, en una mirada se encuentra la verdad, y la verdad trata de salir por todos lados, no importa cómo, pero sale.

Entonces lo único que queda es ser real, dejar que lo que queremos hacer se haga, no frenarnos con las frases hechas, no intentar tapar la realidad por miedo.

De verdad creo que es más simple dejar al cuerpo fluir. Por ejemplo, si estoy triste no frenar el llanto, o si estoy feliz reír sin importar nada. En el fondo es dejar salir lo que sentimos, porque al final esos sentimientos no están ahí por nada. Si algo nos enoja no hay nada de malo en decirlo, o si nos incomoda podemos guardarlo, pero nunca verbalizar lo contrario.

El auto convencimiento no funciona cuando lo tratamos de hacer hablando con los demás. Es mejor demostrar nuestra realidad, porque esa verdad finalmente aparece, y es mejor que aparezca mediante nuestra consecuencia y no por la contradicción entre lo hablado y lo realizado.

Es mejor ser uno mismo a realizar un papel muy distinto a nuestra verdad sólo por miedo.

Actuemos más, paremos de hablar.
¡Que tengan unas lindas semanas!

@jjavimedina

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último