30 de 12 de 2015

CUENTAS DE FIN DE AÑO

year

No sé por qué, pero nuestra memoria tiende a recordar más los momentos malos o situaciones complicadas por las que pasamos: personas con las que nos equivocamos, penas que tuvimos, etc…

Por eso hoy, a días de terminar el 2015, me gustaría decir que todo lo que nos pasó este año fue para aprender y entender un poco mejor de qué se trata la vida.

Siempre le doy mil vueltas a las cosas, y aunque no me gusta mucho, creo que ahora es el momento de hacerlo, tenemos que dejar de pensar en esas situaciones como lo peor del año y empezar a verlas como las mejores oportunidades para aprender, así no volver a repetir nuestros errores el 2016.

Si es necesario traerlas de nuevo a la mente, que sea para comprender que todos esos llantos son muestra de lo que no queremos repetir, y dar vuelta la página con la mente abierta a nuevas experiencias, en las que sí vamos a saber actuar. La idea es transformar eso que llamamos “malo” en lo mejor que nos podría haber pasado. Tenemos que dejar de ver el lado negativo siempre.

Y así como cambiamos la visión, también tenemos que resaltar todo eso que nos hace bien. Situaciones en las que de tan solo pensar se nos escapa una sonrisa en la cara: personas que conocimos, abrazos que dimos y momentos que vivimos que nos hicieron bien. Deberíamos interiorizar esos hechos y nunca dejarlos ir, tampoco a las personas que tenemos al lado.

22

Con lo último también me gustaría decir que para este 2016 hay que reforzar esos lazos con las personas que nos sentimos bien, porque estar acompañado es importante en un mundo donde muchas veces ser egoísta es lo que predomina. Por eso deberíamos dejar de tener miedo y decir lo que sentimos, ser honestos con la vida y con nosotros mismos, no perder el tiempo en peleas y menos en los “tal vez no”.

Quiero para este año no que la vida me sonría, si no que yo sonreír a todo lo que me traiga, así superar los altos y bajos, entenderlos, hacerlos míos. Al final hay un mundo entre el blanco y negro, eso es lo que tenemos que conocer.

Hoy leí lo siguiente: “menos pensar, más sentir. Menos enojo, más risa. Menos habla, más escucha. Menos juzgar, más aceptar. Menos mirar, más hacer. Menos queja, más gratitud. Menos miedo, más amor”. Lo encontré perfecto y creo que siguiendo esas reglas, a finales del 2016 todas vamos a mirar para atrás y encantarnos de lo que hicimos.

Yo hoy me quedo con el “menos miedo, más amor”, y ustedes?

Les deseo lo mejor para este nuevo año!

@jjavimedina

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último