22 de 10 de 2015

Carta abierta para vivir y dejar vivir

Wp-cartaabierta

Hace algún tiempo me di cuenta que las cosas dejaron de sorprenderme. Dejaron de ser algo especial para mí y se convirtieron en algo común y corriente.

¿Será porque ya nadie se encarga de sorprenderme? O, simplemente, ¿dejé de esperar a que algo pasara?

Además, me di cuenta de lo dependiente que soy. De mis papás, mi pololo, mi CELULAR, mis amigas, hasta de lo que pensarán y dirán mis cercanos… de todo. Y ¡ya no más! Me aburrí de depender. Me aburrí de hacer todo pensando en lo que pensarán los demás. Me aburrí de tener que dar explicaciones de todo lo que hago. De todo lo que digo, de todo lo que pienso. Quiero empezar a vivir mi vida, y para eso, debo dejar de depender de ti.

Yo creo que todo esto me pasa por el miedo que tengo de quedarme sola. Creo que es uno de los mayores miedos que todos sufrimos, ¿o me equivoco? Y eso debe parar. Ya soy lo suficientemente grande para aprender a vivir por mí y para mí.

No queda nada para terminar el año y, por ende, para semi-terminar la carrera. Son solo dos meses, pesados, estresantes y con muuuuucho por hacer. Pero eso no me va a detener para disfrutar lo último, para disfrutar cada minuto que queda y para así, disfrutar, vivir y ser feliz con lo que estoy haciendo.

Ni tú, ni la mala onda, ni la envidia, ni nada, van a impedir que viva cada día feliz y como si fuera el último. No más explicaciones, no más dependencias.

Consejo de hoy: vive el hoy, disfrútalo. Vive cada día como si nada importara. La vida es tuya. Las explicaciones, guárdalas para ti. Si dependes de alguien, que sea de ti. Vive y deja vivir. Vive y sé feliz.

Abrazos de oso, Nin.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último