10 de 09 de 2015

Mariposas en la guata

Wp-mariposasenlaguata

Las relaciones son muuuuy raras, ¿o no? Yo creo que es porque estamos tan acostumbradas a los cuentos de hadas, que vivimos buscando al príncipe azul y la relación perfecta. Pero ¡no! Eso no existe, es un concepto muy antiguo que debes eliminar de tu vocabulario.

Ya es hora de que crezcamos y nos demos cuenta de que la vida, en sí, no es perfecta. Peleamos con la gente que más queremos, nos alejamos de nuestros amigos y pololo (a), le damos prioridad a otras cosas, discutimos con la familia, algunos se van lejos y nos echamos ramos en la universidad.

La mayoría de las personas que me conocen, saben que soy -a veces sin quererlo-, superpesada y nada me impide decir lo que pienso. Créanme, no es algo bueno porque más de alguna vez terminé enojada con alguien.

Pero bueno, así es la vida. Ahora, ¿soy la única que piensa que las relaciones de parejas son raras? Y estoy segura que es porque buscamos la perfección y no existe. Nos pasamos la vida queriendo mantener ese amor perfecto, sin peleas, sin discusiones, sin malos ratos y ¡ojo! No creo que lo encuentren.

Nada de esto lo digo por ser pesimista, sino que lo digo porque llevo más de dos años de relación y no es la relación definida como perfecta, es una relación normal: con peleas, discusiones, momentos felices, momentos tristes, entre otras cosas que uno hace con su pololo.

Creo que lo importante de una relación es que seas feliz. Da lo mismo si es perfecta o no, si eres feliz, está bien.

Tal vez deberíamos dejar de pensar en que todo es perfecto y que cuando menos te lo esperes “llegará tu príncipe al rescate”, porque sí llegará pero no en forma de príncipe encantado.

Muchas veces pasa que crees haber encontrado al amor de tu vida y ¡pum! Alguien aparece y hace que las ‘maripositas’ en tu guata re-aparezcan. No digo que me haya pasado a mí, pero conozco gente muy cercana que se vuelve loca pensando en ¡¡cómo solucionar el problema!! Por qué es un problema ¿o no?

Quiero que disfruten, que sean ustedes y que nunca cambien por nadie. Quien llegue a sus vidas, tendrá que aceptarlas(os) como son. Y si tienen una pareja, ¡enamórenla más! Creo que uno nunca debe dejar de sorprender con pequeños detalles. Cómprale una flor, escríbele una carta, salgan a pasear, viajen, enamórense todos los días.

Disfruten al máximo, porque por algo están con esa persona.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último