07 de 07 de 2015

Olvida el celular y comienza a vivir

portada abrazo

Tuve el fin de semana perfecto. Aparte de que ganó la selección de fútbol y somos campeones de América, viví unos días hermosos con gente muy linda.

Fui a un retiro, en el cual era fundamental desconectarse del celular. Eso me hizo pensar en qué tan importante es este aparato para nosotros, y por qué pareciera que no podemos vivir sin él.

Las invito a hacer el ejercicio. Dejen de lado el celular y traten de no revisarlo por un día. ¿A quienes extrañarían? ¿Quién las extrañaría? ¿Esa persona que le pone “me gusta” a sus publicaciones pero que nunca les ha hablado cara a cara? No lo creo.

Hace unas semanas vi un video sobre las cosas que dejábamos pasar por estar todo el día viendo el celular. Y ese es el problema, nos preocupamos más de quienes están tras la pantalla que de quienes tenemos cara a cara.

Encuentro que es mil veces mejor sonreírle a la gente que poner un “jajaja” en Facebook, o juntarse con alguien en vez de decirle “te extraño” por Whatsapp y no hacer nada para que eso cambie. Es que con el celular nos volvimos más cómodos, fríos y solitarios. Porque sí, nos puede acercar a 500 personas que no conocemos, pero nos aleja de quienes realmente nos importan. Ahora nos molestan más los tickets azules que los saludos que no nos devuelven, así de mal estamos.

La semana pasada, tomando el metro, decidí que no revisaría mi celular en todo el viaje, y en verdad cambió mucho mi forma de ver a los demás. Me acuerdo que todos veían sus pantallas, no se reconocían el uno con el otro y prácticamente hacían como que estaban solos en el mundo. Yo sonreía porque me sentía bien, ahí fue cuando me di cuenta de las cosas que uno pierde. Porque por estar pegados a la tecnología nos olvidamos de vivir realmente.

He visto comerciales que invitan a comprar un celular y compartir todo lo que hacemos a través de este, porque supuestamente eso nos acerca a los que queremos. Pero, ¿es verdad? La tecnología no nos acerca al abrazo sincero cuando nos sentimos mal. Por eso ahora las invito a despegarse del celular, o por lo menos hacer el intento. Así nos damos cuenta quienes son las personas realmente importantes en nuestra vida y conocemos a otras sin la necesidad de agregarlo a alguna red social primero.

Con el retiro me di cuenta de que es mejor levantar la cabeza, sonreírle al otro y esperar su sonrisa. Decir te quiero a la cara, abrazar a los demás y aprovechar las oportunidades que nos da la vida para conocer a gente linda.

No dejemos pasar los días ante nuestros ojos, conozcámonos de otra forma, ¡olvidémonos del celular y empecemos a vivir!

Que tengan una linda semana.
@jjavimedina

2 comentarios

josheslly

04 de agosto de 2015

Estimada, Es muy grato leer esta situaciones que a diario van convirtiendo al ser humano en una persona egoísta, solitario, que se olvida de las cosas importantes, como tomarse un minuto en levantar la cabeza del celular y mirar lo que pasa al tu alrededor, aveces tienes a tu propia familia tratando hablar contigo y uno solo sigue pegado al celular,a la tablet,pc,etc, estas redes sociales si nos tienen conectado con el mundo , pero nos alejan de quien verdaderamente nos importan. yo me transforme al adquirir este vicio del smartphone deje ser la chica que le encanta el deporte, los libros, las bibliotecas, la naturaleza, la fotografía,ir a disfrutar de un café o solo ir a disfrutar del atardecer a la playa, quien disfrutaba la soledad, caminar y caminar y ver que ocurre a nuestro alrededor ME OLVIDE LO MARAVILLOSO QUE ES EL MUNDO , todo por un aparato quien nos hace adictos, es una droga que te hace daño inconscientemente, y si uno no tiene esa voluntad la fuerza de salir no lo haces, cuesta salir inmediatamente de esto , pero de apoco uno lo va logrando. yo paso a paso voy retomando .

Javi Tapia

19 de julio de 2015

Toda la razón :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último