22 de 04 de 2015

Expectativas controladas, vida tranquila

portada

¿Cómo saber si me están mintiendo o diciendo la verdad? ¿Cómo no dudar de las cosas cuando generalmente me decepcionan?

Si sé, todos dicen: “no esperes nada de la gente porque así no te hacen daño”, pero ¿se puede realmente? Eso estoy intentado descubrir.

Desde muy chica he vivido pasándome rollos por cada cosa, pero especialmente en lo relacionado al amor. Y es chistoso, porque pareciera que tengo esa característica pegada en la frente, lo que hace que me pase lo que me pase.

Es horrible decirlo, pero antes, en mi época de colegio, creía todo lo que me decían. Si un compañero me coqueteaba, ahí estaba mi cabeza diciendo que algo más iba a pasar con él. Pero no, eso no ocurría.

Hoy es distinto, ahora dudo de todo lo que me dicen. Tampoco sé si eso es bueno o malo, pero me ha servido.

interior

La mentira y la verdad son otro tema. La primera nunca ha sido de mi gusto, así que trasciende la temporalidad. Con o sin rollos, que mientan me molesta igual. Tal vez por eso dudo tanto, no lo sé.

A las preguntas del principio no tengo respuestas, solo sé que estoy tratando de crecer, no esperar nada de la gente y hacer que la vida me sorprenda. Es difícil, muy difícil, pero hay que intentarlo. Si las personas quieren mentirme e intentar decepcionarme, que lo hagan, porque los voy a omitir.

No sé si será lo mejor que pueda hacer, pero necesito dejar de vincular tanto mis sentimientos en todo.

Ustedes, ¿cómo son para estas cosas? Espero sus comentarios acá abajo.

Un abrazo, @jjavimedina

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último