06 de 02 de 2014

El pánico de la primera cita

Todas alguna vez en nuestras vidas hemos alegado que faltan hombres románticos, más detallistas o de la vieja escuela. Hemos peleado con el universo por falta de preocupación o de claras señales de parte del género masculino para poder darnos cuentas si estamos dando jugo o no.

Estamos acostumbradas a empezar a pinchar con alguien en carretes, en juntas, bailando, en circunstancias en que todo parece ser coincidencia o que se dio de forma natural. Después del primer beso o del amor a primera vista, viene el whatsapp o el Facebook y los chats coquetos. Sin embargo, cuando de repente, aparece ahí el mensaje: te invitó a una cita, tu y él, SOLOS, en un lugar específico. Todo lo que estabas reclamando, te llegó y lo único que quieres es salir corriendo.

Te imaginas los momentos incómodos de cuando te pase a buscar o cuando se encuentren o cuando tengan que pagar una cuenta. Silencios. MAL. Lo peor es que Atodas tus amigas te dicen que vayas, que aproveches que es lo más normal, etc… Pero es cierto, es terrible, da mucha vergüenza, sin embargo, es algo por lo que se tiene que pasar, es la puerta a algo que puede funcionar o puede que salga todo mal y sea razón de descarte inmediato.

Yo conocí bailando a un tipo y nunca más lo vi. Después de tres semanas me invitó a un matrimonio y sí, entré en pánico y quise decir que no todo el tiempo, pero fue más grande la curiosidad de poder saber qué iba a pasar, cómo lo iría a pasar y fui. Lo pasé increíble, bailamos, comimos y resultó ser un amor de persona. Me di cuenta obviamente después de las primeras tres horas de que no me gustaba nada, que no iba nisiquiera para un touch and go, pero fui.

Enfrenté el miedo y la plancha, y cuando llegué a mi casa me quedé sólo con el cotillón de la fiesta y el buen recuerdo de una cita casi a ciegas en la que la pasé muy bien. Y si hubiera salido todo mal, habría sido una muuuuy buena historia que contar.

Mi consejo: siempre hay que pensar que en estas situaciones lo mejor que una puede hacer es ser una misma e imaginar que te estás juntando con alguien de mucha confianza, que no es importante y chao.

1 comentarios

lisset flores

07 de febrero de 2014

si siempre suele pasar eso yo conoci a mi pareja por facebook cuando me invito a salir por primera vez me moria de nervios y miedo pero despues de ke salimos todo cambio adios nervios y poco a poco llego la confianza y hoy en dia estamos muy felices y tenemos una hermoza hija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último